Nuevamente en el abandono: el desalojo de un sitio y el regreso a la calle de los perros que en el se cobijaban

Nuevamente en el abandono: el desalojo de un sitio y el regreso a la calle de los perros que en el se cobijaban

En la periferia de las ciudades es habitual que sean vertederos públicos. Todo se puede tirar sin pagar por ello y sin que nadie te moleste por ello: escombros, muebles, basura en general y animales. Si, animales, en particular perros.

Ese perro que ya no le sirve, que está viejo, que no cabe en el patio porque lo amplió, o que no se lo aceptan en el condominio, que paso de moda, que ladra mucho. Cualquiera sea la excusa el resultado es el mismo: termina abandonado a su suerte en las periferia de las ciudades. Muchos mueren atropellados, otros tantos enferman y algunos sobreviven cobijándose en algún rincón y a resguardo de alguna persona que lo alimenta con lo que pueda.

Estamos en La Pintana, y como comuna periférica y de bajo nivel de ingreso, es un lugar habitual para el abandono de perros que tuvieron la mala suerte de cruzarse con un humano de corazón amargo. Y muy cerca nuestro, un sitio dónde se compran y venden palet se transformó en el improvisado hogar de varios perros que circulan por el sector.

Quienes reparan los palet no son sus dueños, no tienen los recursos para alimentarlos correctamente ni menos  ejercen una tenencia responsable. Pero tienen más corazón que quienes los abandonaron, y les dan un espacio a estos perros y algo para comer. Los perros no tienen las condiciones ideales, pero tienen para sobrevivir y tienen cariño.

Pero ayer llegó el día en que el sitio fue desalojado por un tema legal. Y el local de palet se tuvo que ir a otro sitio. Pero ese otro sitio también tiene perros que fueron abandonados en la zona y por ende estos perros no tienen cabida en ese nuevo sitio.

Así  entonces los perros quedan en la calle, nuevamente a la deriva. Es una manada, se conocen entre ellos, hay jerarquías. No son agresivos, nunca hemos sabido de algún ataque a un ser humano.

Pero su futuro es incierto. Algunos se adaptaran a su nueva vida, algunos buscarán otros rumbos, los de menor tamaño al parecer los llevarán al nuevo sitio. Los más torpes morirán atropellados.

 

¿Le quieres dar una oportunidad a alguno de ellos? escríbenos a contacto@edra.cl

1

Quizá algunos lo recuerdan. Este perro fue dejado amarrado a un arbusto en la calle, en los huesos, y con la cara desforme por la sarna. Encontró cariño en este sitio. Hoy volvió a la calle. (Buscaremos fotos de cuando recién llegó).

3

Este pitbull llegó hace unas 6 semanas al sector, jóven, cariñoso, muy sumiso, encontró un espacio entre los palet. Nos preocupa porque es algo torpe para la calle, y podría sacarlo para peleas. No es agresivo, es mas bien arto pavo. No digamos que está gordo, pero comparado a como llegó, está de lujo.

2

En los últimos días se desbordó el canal, lo cual tenía a los perros felices :D

5

Este suertudo al parecer se lo llevarán al sitio, ya que por su tamaño no es amenaza para los perros que allá viven. Dicen que lo dejaron en el sitio quienes antes lo arrendaban (como suele suceder). Lo hemos visto esperar el semáforo para cruzar la calle.

6

Este pequeño es el único perros que nos dicen que ellos trajeron. Y con ellos se va a vivir (con las personas de los palet)

7

Este llegó hace poco, no lo habíamos visto. Tiene toda la cara de ser un golden retriever con sarna

4 8

comenta con tu facebook

comentarios