La importancia de Chili Dog para todos los animalistas

En los más de 4 años que llevamos, hemos realizado muchas actividades en beneficio de los animales: charlas, seminarios, casas por docenas, adopciones por centenas, rescates y más. Hemos trabajado con autoridades de distintas instituciones, salido en prensa escrita y televisión, en reportajes en Chile y en el extranjero, etc.

Pero ningún caso nos dio la cobertura mediática que ha tenido este famoso quiltro porteño de exportación.

969869_10152865368160434_553170586_n (1)

En el Bergerer, junto a la combustión lenta… que tal.

¿que es Chilidog y Kaylan para nosotros? Dos cosas un reconocimiento a la labor anónima de muchos animalistas, y un ejemplo a seguir.

Chilidog no está junto a Kaylan y su marido solo por su gran corazón y porque EDRA lo encontró y envió. Fueron muchos los animalistas que pusieron su granito de arena para que Chilidog viviera, creciera, fuera encontrado y viajara.

Chilidog llegó producto del abandono. ¿como lo sabemos? porque los amigos de la Corporación Ayiñleo que cuidan y conocen los perros del puerto, se dieron cuenta que un nuevo perro había llegado e intentaron buscarle un hogar. Luego, al no ser adoptado, hubo vecinos que alimentaron y dieron cariño a Chilidog mientras el vivía en el puerto, posibilitando que el fuera un perro amistoso, juguetón, querendón.

Cuando comenzamos la búsqueda, fue gente anónima quien nos dijo dónde buscar, dónde lo habían visto, pegaron carteles, nos enviaban pistas, fotos y datos de posibles “chilidog”. Hubo animalistas como Olaya, que organizaron búsquedas junto a otros porteños, gente como Anita, que estaba atenta a cualquier perro parecido, Verónica, que mira los alrededores.

Verónica Ávila Bustamante fue la primera que nos dio la alerta: “lo encontré” y nos envió una foto. Una persona anónima que siguió la historia, que cuida perritos y  lo reconoció altiro. Pero como iba a su trabajo, no pudo retenerlo. Minutos despues, Anita, otra animalista porteña reconocida entre los vecinos de su local por su amor por los animales, nos llama y dice “acá está, lo tengo, lo amarré para que no escape”. Luego Olaya Ramirez, nuestro contacto en Valparaiso se organiza para que alguien vaya a buscarlo y lo cuide. Así aparece Carolina Arata, que fue a buscar a chilidog para llevarlo a su casa y que tubo que subir todo el cerro a pie, porque las micros no quisieron llevar un perro tan grande. Luego hubo que traerlo a Santiago, cuidarlo, vacunarlo, desparasitarlo, etc.

Mucha gente anónima lo alimentó. Mucha gente anónima lo buscó.

984067_10152864754755434_1265425776_n

Kaylan recibiendo a Chilidog en el Aeropuerto de Seattle

En nuestro país, aun hay gente que quiere un perro para mostrar “estatus” y compran un perro de raza, cachorro y que de adulto sea de tamaño pequeño. Y llega Kaylan, una gringa regia, guapa, flaca, alta, rubia, joven, profesional en un crucero y ADOPTA un quiltro, adulto y de tamaño grande.

¡¡EVOLUCIONEN!! los quiltros la llevan. 

Felizmente hoy salió un artículo en El Mercurio sobre los perros rescatados y dados en adopción, destacando la labor de distintas organizaciones que día a día trabajan por los animales.

Los animalistas somos parte de la solución, y si hay alguien a quien culpar es primero a los que abandona y luego a quienes venden. Chilidog es un afortunado entre millones de perros que mueven las colas para ganarse la vida, sin culpa alguna del destino que les tocó.

 

 

comenta con tu facebook

comentarios

You may also like...